Nuevas investigaciones realizadas por científicos de la Universidad de Bristol han revelado que las luces LED domésticas son mucho menos atrayente que las tradicionales bombillas de filamento (incandescentes y halógenas) para los molestos intectos tales como los mosquitos.
El equipo destaca la urgente necesidad de más investigaciones en otros insectos que, al chupar la sangre, trasmiten enfermedades como la malaria o el Zika.
El estudio, patrocinado por Natural Environment Research Council y UK lighting manufacturer Integral LED, usó trampas personalizadas en 18 pruebas de campo localizadas en el sudoeste de Inglaterra, iluminadas por una serie de LEDs, bombillas de filamento y lámparas fluorescentes. Cerca de 4000 mosquitos fueron cuidadosamente identificados. Los resultados mostraron que los LEDs atrajeron cuatro veces menos insectos que las tradicionales bombillas incandescentes y la mitad que las fluorescentes.
El Dr. Wakefield, que dirigió el estudio de campo en el proyecto supervisado por los profesores Gareth Jones y Stephen Harris de la University’s School of Biological Sciences, manifestó: “Nos sorprendió el número de insectos chupadores atraídos por las lámparas halógenas. No sabemos el porqué pero sí sabemos que algunos insectos usan la señal térmica para encontrar presas de sangre caliente durante la noche, así que tal vez fueron atraídos por el calor emitido por la bombilla de filamento.”

Sanjiv Kotecha, director de marketing de UK lighting manufacturer Integral LED -copatrocinadores del estudio-, dijo al respecto: “Como fabricante de iluminación, nos congratula que se haya probado la relación entre las luces LED y la menor atracción de insectos. Si bien los beneficios en cuanto a ahorro de energía de los LEDs son ya bien sabidos, apenas se están empezando a revelar los beneficios sobre el bienestar.”